Mini Cart

Buenas, estamos de Lunes y con una boda muy especial.
Si, si, estamos en La Tirana (ver aqui) ¿y que donde esta esto? … en Marbella y a pocos metro del centro urbano,  os parecerá increíble pero existe, un sitio muy especial y de  profesionalidad sublime. Yo  personalmente no lo conocía pero me parece uno de los sitios con más encanto de esta ciudad. Cada rinconcito llega a sorprenderte tanto que te invita a volver una y otra vez y si encima decides celebrar uno de los días más importante de tu vida como decidieron hacer Iván y María aquí, conseguirás que este día brille aun más!

En esta ocasión invadimos la finca con elementos colgantes (velas, pompones, florecillas…) aprovechando la arboleda de la finca creando así un efecto mágico gracias a la suave brisa que caracteriza las noches de Marbella.

Empezó todo con la entrada de unos novios emocionados al cóctel que se celebraba en una de las terrazas y donde se escuchaba una suave melodía que salía de un bonito arpa que un músico tocaba. Tras los deliciosos aperitivos los invitados pasaron al gran banquete.

Con un emplazamiento tan de esta tierra, qué mejor manera que invitar a tus invitados a sentarse en las plazas más conocidas de la ciudad. Un seating colgante acompañado de flores frescas con los lugares más emblemáticos de Marbella, daban paso a una exquisita cena envueltos por la música que nacía de un saxo.

Enmarcando este espacio, el ya habitual photocall, en este caso con doble función: 
Primero recreaba una caseta flamenca aprovechando que era feria de Marbella  para que los invitados y novios se hiciesen fotos divertidas pero además luego fue el escenario del cuadro flamenco que les acompaño y animo gran parte de la velada. 

Otra sorpresa para los invitados fue la mesa de recuerdos, repleta con fotos de familiares y amigos y un pequeño corner para poder hacerte una foto y dejársela a los recién casados junto a unas palabras dedicadas para su recuerdo.

Los novios recibieron allí mismo uno de los regalos más dulces que se puedan hacer, un gran carrito dulce que fue el centro de las mirada  de los más golosos, pero aquí no queda todo, unas copas, buena música, un gran buffet de postres de Goyo y una  espectacular tarta nupcial hechas por Divinas Tartas,  dieron el fin de fiesta cerrando la noche con muy buen sabor de boca.

Una boda llena de detalles en un lugar increíble que, una vez más, disfruté al diseñar.

Espero que os guste tanto como me gustó a mi.
¡¡Feliz semana!!

 
Hola chic@s, perdida pero si, sigo por aquí los ratitos que puedo. 
Hoy os dejo una boda muy emotiva de una superpareja encantadora (GYJ) afincada en Marbella desde hace unos años.
 
La bodas en la playa me parecen wow pero cuando además es en un sitio tan mágico como Trocadero Arena (ver aquí) y los novios aprecian el entorno tanto,
 aun más.
Una boda sencilla pero con pinceladas de detallitos y colores marítimos, hicieron del día, una fecha aún más señalada tanto para los novios como para los invitados. 
Las frases de “aquí no falta ni un detalle” o “que mono todo” iban y venían  como las olas una y otra vez y la verdad es que se agradece MUCHO.
 
En esta ocasión fueron muchos los granitos de arena (nunca mejor dicho) que se aportaron por parte de familiares y amigos, empezando por los jabones hand made y la miel casera realizados por los familiares y terminando por el corner dulce que gestionaron amigas de los novios.
Coordinamos todo con mucho detalle y mimo para que todo quedase en armonía y encajase a la perfección.
 
Os dejo algunas imágenes para que veáis el resultado final, espero que os guste.
 
Hasta la próxima.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR