Hola chic@s, perdida pero si, sigo por aquí los ratitos que puedo. 
Hoy os dejo una boda muy emotiva de una superpareja encantadora (GYJ) afincada en Marbella desde hace unos años.
 
La bodas en la playa me parecen wow pero cuando además es en un sitio tan mágico como Trocadero Arena (ver aquí) y los novios aprecian el entorno tanto,
 aun más.
Una boda sencilla pero con pinceladas de detallitos y colores marítimos, hicieron del día, una fecha aún más señalada tanto para los novios como para los invitados. 
Las frases de “aquí no falta ni un detalle” o “que mono todo” iban y venían  como las olas una y otra vez y la verdad es que se agradece MUCHO.
 
En esta ocasión fueron muchos los granitos de arena (nunca mejor dicho) que se aportaron por parte de familiares y amigos, empezando por los jabones hand made y la miel casera realizados por los familiares y terminando por el corner dulce que gestionaron amigas de los novios.
Coordinamos todo con mucho detalle y mimo para que todo quedase en armonía y encajase a la perfección.
 
Os dejo algunas imágenes para que veáis el resultado final, espero que os guste.
 
Hasta la próxima.